viernes, 2 de diciembre de 2011

La lucha ideologica en Venezuela por la clase media

A veces leo a muchos encuestadores que hablan que la oposición no se conecta con el pueblo, que le falta arraigo en los sectores populares. Sin embargo pienso que la lucha por los sectores populares de bajos recursos es muy cuesta arriba, sin decir por ello que no se deba tener una política clara para luchar conjuntamente con ellos por las reivindicaciones y mejoras en su calidad de vida, servicios públicos, salarios, etc.

Históricamente los sectores populares siempre han estado al lado del gobierno. En la cuarta la mayoría de los votos de ad y copey provenían de los sectores populares, hoy se repite el esquema con el chavismo.

Por la naturaleza de las condiciones socio económica y educacionales este sector es muy sensible a políticas populistas, a subidas intespectivas de salarios, bonos temporales por hijos, por hogar, al plan mi carro casi gratis, amuebla tu casa por nada, vivienda soberana y regalada. Todo este tipo de políticas influyen decisivamente a la hora de decidir el voto. Paralelamente el gobierno, que en Venezuela es lo mismo que el partido, es el que distribuye los cargos públicos que ahora son muchísimos, asigna becas, permisos de construcción, impone o condena multas. En fin el gobierno es el que puede ayudar a alguien si se tiene un contacto con el partido. Por tanto tratar de cambiar esa tendencia histórica es sumamente complicado, muy difícil. Pero como dije antes en un país que cada día tiene mas gente, en mis diez años en 1970 éramos solo 14.600.000 hoy somos 30.000.000, donde la mayoría es muy pobre no se puede descuidar este frente de lucha. Pero me preocupa, que la oposición descuide a la clase media, y la lucha ideológica por la clase media.

No hay que tener miedo cuando hablamos de lucha ideológica, cuando podemos conversar con la clase media, un sector más educado, más independiente, que tiene por su situación social, económica y educativa la capacidad de analizar las diversas propuestas, tanto del chavismo como de la oposición. La clase media, es quien dirige el proceso chavista, la gran pero gran mayoría de los puestos que ejecutan la política del estado son gente de clase media, gente que tiene que trabajar para vivir, pero que conversando con ellos se nota el descontento y la incertidumbre hacia donde vamos con el chavismo. Pero ese desconcierto e incertidumbre existe también para con la oposición.

La única vía para cambiar este desconcierto es dándole preponderancia a la discusión ideológica, para que la sociedad venezolana discuta lo que es el modelo autoritario, militar y caudillesco que representa el chavismo, analize que futuro nos espera si predomina este modelo, que reflexione como será el ascenso social en una Venezuela controlada solo por una burocracia política nacional e internacional, que se imagine que pasaría con eso que nosotros llamamos libertad: de transito, económica, de pensamiento, de protesta, en una Venezuela controlada por décadas por el chavismo.

Es necesario empezar a discutir en la sociedad que es la democracia, que realmente significa Socialdemocracia o Socialismo Democrático, que es Anarquismo, que es Estalinismo, que es el modelo del Partido Único, Partido = Gobierno = Estado, Líder = Pueblo = Dios, que es el Leninismo, quien es la elite en el leninismo o lo que denomino la nueva burguesía partidista que controla la sociedad. Quien propende a eliminar la pluralidad, que es la plusvalía y como se aplica por ejemplo al precio del petróleo, que es un gobierno de consenso, que es un gobierno de mayorías, que es la representación de las minorías, que amenazas hay contra la libertad, contra la naturaleza y una vida digna para el hombre.

Esta confrontación ideológica en la clase media venezolana es vital para nuestro futuro, recordemos que la clase media es el motor de un país, la salud de un país se mide por su clase media. Si incrementamos esa lucha, si maximizamos esa batalla, es posible con el tiempo derrotar el chavismo. Si solo nos centramos en ganar unas elecciones donde deciden los sectores populares bombardeados por la miles posibilidades de chantajes que maneja el estado veo muy difícil desalojar o neutralizar el virus totalitario, militar y controlador que hoy trata de devorarnos.

De hecho, las aperturas que todavía mantiene el régimen no provienen de una dádiva o de un sentimiento democrático o ético. Las libertades que aún tenemos provienen de la luchas que ha mantenido la población, fundamentalmente la clase media venezolana, lucha que se hace con las uñas, porque el gobierno paga y paga muy bien por hacer política, mientras los opositores además de hacer su trabajo tienen que sacar tiempo y finanzas para frenar la consolidación de un régimen autoritario. Cualquiera que pueda tomarse un tiempo y lea las líneas estratégicas del chavismo, lea artículos ideológicos de aporrea, se dará cuenta que las posiciones del chavismo obedecen a tácticas según ellos necesarias para tomar el poder completamente y crear esa nueva sociedad que estará en manos de un partido y sus múltiples caudillos, mientras que un pueblo dócil y servil le obedece.

Finalizo pues haciendo un llamado a la oposición a darle mas importancia a la lucha ideológica sabiendo que nuestra lucha por Venezuela es de largo aliento.

Venancio Loval

viernes, 25 de noviembre de 2011

Sobre Hackers, Ética y Fascismo

Un movimiento hackers de chavistas se jacta de intervenir y manipular con impunidad las cuentas twitter de la oposición. Estos hackers no se parecen en nada  a aquellos estudiantes valerosos que exponían su futuro protestando contra abusos del gobierno, mas bien parecen engendros similares a aquellos que participaban en los comités de censura del nazismo, del mackartismo, del estalinismo y de aquella recordada inquisición española. Palabras fuertes dirán algunos, pero no es por un ideal que se dedican a su tarea, claramente se intuye que están financiados, apoyados y protegidos por el gobierno. ¿Que arriesgan? Nada, solo obtienen beneficios: un salario, financiamiento o favores especiales por su servicio de censores y represores de la libre opinión. 

Hackear una cuenta de twitter es como quemar un libro, como intervenir un periódico o una radio. El único trofeo del que pueden alardear es el de ser verdugos de la libre opinión.

No son héroes de nada, hackear una cuenta lo hacen hasta jóvenes imberbes, solo se requiere tiempo y alguien que los mantenga, y en este caso una conciencia similar al del verdugo o al del portero de aquellos clubes que solo permitían el ingreso de blancos, solo requieren tener en el alma el gusano del inquisidor, del censurador y del propagandista nazi.  Me los imagino en un ambiente tipo CIA, STASI y KGB. Un departamento más de una agencia de inteligencia del gobierno, donde poco pueden disentir, y como los censores de hoy y antaño hacen su trabajo por un salario.

A veces recuerdo como hackers (extrapolando la palabra)  similares a estos destruyeron la reputación de muchos revolucionarios rusos para que después Stalin los fusilara.

¿Cual es la ética de un hacker de este tipo? ¿Cual es su moral? Representan más el lado fascista de la izquierda, que el lado amable y solidario. La ética del verdugo, del inquisidor, del abuso de poder. No son más que la mano sucia que hace el trabajo de  ese gran hermano totalitario que es el estado chavista.

Venancio Loval

sábado, 12 de noviembre de 2011

Chavismo, Militares y Religión

De alguna manera el chavismo y la religión están muy relacionados.

Chavez dice que vamos al comunismo, a una sociedad perfecta, justa y equitativa donde el hombre tendrá según sus necesidades y según sus capacidades, que lo fundamental no será el dinero sino la solidaridad social. No habrá pobreza, todo será felicidad y amor.

La iglesia dice que hay mundo perfecto, una sociedad de amor al prójimo, donde la justicia, la equidad y la buena fe serán los cimientos de esa sociedad ideal que nos devolverá al paraíso perdido de Adán y Eva.

Como ven los puntos de vistas son ultimistas, hay un desarrollo y progreso en una sola línea de la sociedad que la hará llegar a ese mundo perfecto. Esto sucede de igual modo con los neoliberales extremos y con la ya derruida propuesta del Fin de la Historia de Fukuyama.

Recuerdo que en una de sus tantas apariciones Chavez decía que había que leer a Lenin y mencionaba algo de los militantes profesionales, de los indispensables, de esa vanguardia por la lucha de ese ideal hermoso que es ese paraíso comunista que promete. Así que Chavez organizó, siguiendo su otra gran influencia: la militar, las patrullas socialistas del PSUV con una clara jerarquía militar.

La iglesia dispone de jerarquía eclesiástica, de curas, obispos, cardenales hasta El Papa. Todo un ejército de militantes profesionales que son la vanguardia para alcanzar ese ideal hermoso, ese paraíso perdido que tendremos después del Apocalipsis.

Claro esta, que la iglesia tiene milenios y ha evolucionado. Ya pasaron los tiempos del poder político y económico de los Papas, Papas que eran Jefes de Estados y Jefes de Almas. Muchas guerras, persecuciones, injusticias y muertes ocasionaron esta trágica combinación. Ahora la iglesia solo tiene el poder sobre las almas.

El chavismo combina el poder político y económico, con el poder de las almas, esa sociedad perfecta única que ellos pregonan, totalmente utópica, que nunca ha existido ni existirá. Esta combinación es sumamente peligrosa como lo estamos comprobando.

A diferencia del Chavismo el fundamento de la iglesia cristiana es el amor al prójimo y la no violencia. El que lea los evangelios verá que Jesús nunca pensó en crear una guerrilla violenta, o tramar un golpe de estado. Todo ese fundamento cristiano pesaba mucho contra la iglesia a la hora de tramar guerras para imponer su fe o su poder en la época del poder temporal de los papas.

Es cierto que el chavismo, como los comunistas totalitarios, hablan de una sociedad justa e igualitaria, objetivo que se basa en un extraño amor al prójimo, pero que se sustenta en la lucha de clases, y en el odio de clase. Esa lucha de clases junto con las ideas leninistas del partido, de una vanguardia profesional para acelerar la llegada de ese mundo perfecto, hace que el chavismo sea muy peligroso para la libertad de los venezolanos. Concentran en sus manos el poder político y económico, están convencidos que su verdad es única y su ideología implica el uso de la violencia para imponerse sobre el resto de la sociedad.

Se preguntan los chavistas, ¿Porque esperar a esa sociedad perfecta?, que seguramente va a llegar pero no tan rápido como ellos quieren, ¿Porque no apurar el proceso?, si sabemos que científicamente puede hacerse, ya que según los comunistas el marxismo es científico, y se aplicará su ciencia. Pero para hacerlo hay que tomar el poder y derrotar al enemigo de clase. Entonces lo que prela aquí no es la No Violencia, sino la violencia de clase, y esta violencia de clase puede justificar cualquier injusticia, crimen o desafuero basado o justificado en el querer alcanzar su ultimo objetivo que es ese mundo perfecto. De allí viene la justificación del terror, la persecución y el secuestro de la libertad de los ciudadanos por los gobiernos de izquierda totalitarios.


Notas Sueltas:

Cuando se habla con un dirigente chavista convencido es como hablar con un fanático religioso, si no estas de acuerdo con el estas confundido, estas alineado, o simplemente eres un traidor o un enemigo de la revolución.

La contradicción fundamental del chavismo es que es un movimiento socialista y se basa en el culto extremo a un caudillo. Es un movimiento social y exalta al dirigente individual. Propone la igualdad, pero aplican sin rubor alguno el nepotismo y el amiguismo y el palanquismo. No es casual que el padre del presidente haya sido gobernador de Barinas, que su hermano es el gobernador actual de Barinas, su otro hermano alcalde de Barinas, su primo expresidente de Pequiven y un largo etcétera,

Mientras llega ese paraíso que promete el chavismo, los dirigentes chavistas disfrutan de los tesoros del vaticano (de Venezuela), y los seguirán disfrutando porque siempre habrá un enemigo, un infiel, un diablo, que impide alcanzar ese mundo perfecto. Los dirigentes chavistas se convierten de facto en la nueva burguesía, los que disfrutan de viajes al exterior sin limites de gastos, los que ponen a sus familiares en los buenos puestos, lo que toman buenos vinos, buenos quesos, consiguen financiamiento, buenos carros. Del otro lado el venezolano común sigue en la peor pobreza como es el caso de los cubanos, de los rusos y europeos orientales.

El mejor centro de preparación de socialistas fue el ejército venezolano y no las universidades. Resulta que la vanguardia revolucionaria es fundamentalmente militar cosa extraña con las fuertes críticas que tenia la izquierda venezolana a la institución militar. Puede crear más revolucionarios un ambiente de obediencia y trato militar que una universidad liberal con libertad para debatir cualquier idea.

En el 60 el presidente o sus acólitos elegían a dedo los gobernadores, presidentes de consejo municipal, prefectos, etc. Todos debían ser del partido, ahora es casi igual. Pero ese es el gran deseo del presidente actual.

Venancio Loval

viernes, 22 de julio de 2011

Libertad y Chavismo

Hoy en la mañana oigo un decreto sobre el ahorro eléctrico, y al final del mismo dicen a 199 años de la independencia, 148 de la Federación y 12 AÑOS DE LA GLORIOSA REVOLUCION BOLIVARIANA. El delirio que explicita esta declaración es del tamaño del ego del militar que hoy tiene el poder.

Las fotos gigantescas de Chávez donde sus simpatizantes parecen hormigas resumen este culto a la personalidad. El delirio militar con el uso y abuso del uniforme militar, y la uniformización de los simpatizantes refuerzan la militarización de la vida civil.

El final del decreto lo dice claramente, 12 años de gobierno Chavista, casi dos presidencias y media de la democracia con un balance que es bastante turbio. Doce años después, la mayoría de los socialistas con ética y dignidad que al principio veían con simpatía el cambio que representaba la entrada de Chávez a la presidencia ya no están con este proceso lleno de vicios y desviaciones.

Los objetivos de los militantes de la izquierda venezolana, de esa juventud rebelde y activa, objetivos tal vez no muy claros pero si con lineamientos y tendencias específicas, los puedo resumir, entres otros muchos en:

  • Libertad, libertad de opinión, libertad de protesta.
  • Justicia social, igualdad de oportunidades, desarrollo del país.
  • Antimilitarismo activo. Gobierno de civiles para civiles.
  • Gobierno honesto, contra la corrupción. El estado no es una fuente para hacerse millonarios, el estado no es la alcancía del partido.
  • Autonomía Universitaria.
  • Lucha antiimperialista y por la autodeterminación de los pueblos.
  • Solidaridad Internacional

En la práctica, que ha hecho esta revolución con esos objetivos, veamos:

El Golpe del 11 de Abril del 2002 y el paro petrolero posterior contribuyeron a que todo el poder se concentrara en el sector militar chavista. En esos momentos los militares aprovecharon la situación de inestabilidad y peligro. Esos mismos que toda la vida fueron paradigma de corrupción y nepotismo (con sus excepciones) se convirtieron de la noche a la mañana en sesudos e intrépidos militantes revolucionarios. De nada valieron los señalamientos de los perseguidos en la democracia por esos mismos militares ahora revolucionarios, de nada sirvieron tampoco las advertencias de los núcleos de base socialistas que denunciaban los manejos dudosos con muchos de ellos de protagonistas. El presidente confiaba en su equipo y su equipo era militar. Luego estos se encargarían con calma de expurgar cualquier residuo de independencia en las entrañas del proceso.

Cuando los Bolcheviques tomaron el poder estaba Europa en la primera Guerra Mundial. La Unión Soviética tenía que defenderse de los alemanes y de la resistencia zarista interna y después de la guerra, de la resistencia interna financiada por los países occidentales. Esta situación provoco que se concentrara el poder y que no se admitiera prácticamente ninguna crítica a las directrices del partido con la justificación de que habia que enfrentar a los enemigos internos de la revolución sin luchas internas debilitadoras. Aunado a esto, la visión leninista del partido contribuyo también a que la principal característica de los revolucionarios socialistas: la crítica, desapareciera, y prepararón el camino a lo que seria una de las dictaduras más brutales de la historia, como fue la de STALIN que como Cronos devoro a la dirigencia del partido y aletargo para siempre la crítica revolucionaria. Se dice en pocas palabras, pero es terrible Durante la Gran Purga, fueron ejecutados casi todos los bolcheviques que habían tenido un función importante en la Revolución de octubre o en el gobierno de Lenin. De los seis miembros del Politburó original, sólo Stalin sobrevivió, cuatro fueron ejecutados y Trotsky fue asesinado en su exilio en México en 1940. Los seis miembros del Politburó de Lenin, cuatro fueron ejecutados, Mijaíl Tomsky se suicidó, mientras que Stalin, Molotov y Mijaíl Kalinin continuaron viviendo. De los 1.966 delegados del XVII Congreso del Partido Comunista celebrado en 1934, 1.108 fueron arrestados y casi todos murieron ejecutados o en prisión, tras sufrir dentro el trato brutal habitual.”

En el ejercito rojo que había defendido exitosamente la revolución soviética Stalin también ejerció la lucha contra el enemigo interno “En total, 3 de los 5 mariscales, 13 de los 15 comandantes de ejércitos, 8 de los 9 almirantes, 50 de los 57 generales de los cuerpos de ejército, 154 de los 186 generales de división, todos los comisarios del ejército y 25 de los 28 comisarios de los cuerpos de ejército, de la Unión Soviética fueron juzgados y condenados.”

La desviación llego al extremo de girar una orden internacional a los partidos comunistas de asesinar a Trosky solo por el hecho de no compartir la política de terror de Stalin. Recordemos también la poca capacidad critica de los militantes de izquierda, producto de las línea ideológica autoritaria de los partidos comunistas y de lo difícil que era en esa época obtener información real de lo que ocurría en la Unión Soviética. Todo esto llevo a que militantes de izquierda como el muralista mexicano David Alfaro Siqueiros, se implicarán en su asesinato. Pero dejemos ya este triste recuento puesto que la idea de hacerlo es solo mostrar como ciertas acciones conllevan a la larga a que se generen desviaciones que en lugar de libertad e igualdad nos llevan a esclavitud e iniquidad. El partido Bolchevique devino en una estructura burocrática ajena a la discusión y la crítica, y los pocos críticos pagaban su osadía con la muerte o el ostracismo más oscuro.

En el proceso Chavista, los compañeros militares de Chávez (basados en la dicotomización estalinista de la sociedad entre chavistas y traidores) con sus vicios acuestas tomaron el control de los factores de poder y conjuntamente con el montón de oportunistas espantaron, bloquearon, excluyeron y persiguieron a miles de verdaderos revolucionarios o simples ciudadanos, éticos, críticos, con dignidad y sin ningún afán de adulancia o de culto a ningún dirigente.

La dicotomización de la sociedad que ha logrado mantener durante estos años la dirigencia chavista, ha creado el ambiente requerido para atacar terriblemente la libertad y la dignidad de los venezolanos. Para que un venezolano acceda a un cargo en alguna empresa del estado, que ahora son muchas, hay que agachar la cabeza, comerse la lengua, y callar opiniones, porque en toda entrevista de trabajo surge la vergonzosa frase “HAY QUE ESTAR CON EL PROCESO” como requisito. Como “brillantes revolucionarios” en lugar de convencer a la gente con discusión política y de garantizar la libertad crítica, estos señores pisotean la dignidad del venezolano con un vulgar chantaje. La triste celebre organización de seguridad de PDVSA OPCP y otras similares tienen entre sus tristes tareas ser los verdugos de la libertad.

Así, estos grupos se fueron posesionando de ministerios, empresas nacionalizadas, donde armaron estructuras burocráticas regidas principalmente por nepotismo y amiguismo. Estos vicios no surgen como desviaciones atípicas del proceso sino que son consustanciales al mismo. Un proceso donde prevalece el CAUDILLO, el gran Líder (el Funher alemán), en el lenguaje chavista militarista "el Comandante Presidente", como máximo jerarca o rey absoluto del país y del proceso. Es natural que este caudillismo derive a niveles inferiores, que al igual que el máximo caudillo aplican el nepotismo y el amiguismo para copar los puestos de sus parcelas de poder. Recuerden que el padre del Comandante Presidente fue el gobernador de Barinas, su hermano alcalde de la ciudad de Barinas, su otro hermano gobernador de Barinas, su primo presidente de Pequiven, y decenas de primos y otros familiares ubicados en posiciones de cabecera en ministerios o institutos del estado. Este ejemplo, donde prevalece el nepotismo por encima del merito político, académico, técnico o laboral se ha extendido a lo largo de toda la gestión chavista. Así es que la Refinería X, la fábrica de cementos Y, el Instituto Nacional de ZZZ caen en manos de un grupo, y ese grupo aplica el nepotismo, el amiguismo para controlar ese bien de la nación de manera arbitraria. Ya no es que todo venezolano tenga derecho a acceder a trabajar en una de estas instituciones sino que hay que tener contactos, de nada vale el merito, la honradez, la capacidad, la ética. Hay que saber agachar la cabeza, callar opiniones y olvidarse del orgullo para poder ser seleccionado para un trabajo.

El chavismo tiene como estrategia no matar la libertad de un balazo en el corazón, sino dejarla desangrar, favorecer su muerte de forma suave y lenta. De este modo centra su ofensiva sobre la clase media, que al tener un ingreso que le resuelve su situación económica le permite la libertad de opinar y disentir. La estrategia es cercar y destruir toda iniciativa económica ciudadana de modo que el estado y su burguesía política aseguren su permanecía en el poder ilimitadamente. Por eso si revisamos la economía del país vemos que los sobrevivientes, los ganadores son los grandes, los importadores venezolanos y extranjeros, los banqueros, los oportunistas, los corruptos; los perdedores son la pequeñas empresa, la clase media venezolana, la ética y la honestidad.

La pretensión del régimen no es mejorar la sociedad, sino asegurar su permanencia y esta se basa en controlar todos los medios de producción, para convertirnos a todos en explotados de esa burguesía política que viaja, disfruta, toma los mejores vinos y whiskys, usan buenas camionetas, van al glaciar Perito Moreno en Argentina con toda su familia y comitiva, usan corbatas Louis Vuitton, van a USA, Europa, comparten con artistas de Hollywood en agasajos íntimos, salen del país sin pasar por la tortura de CADIVI y disfrutan de la riqueza de Venezuela como reyes absolutos.  En fin, la meta es el modelo cubano, donde los ciudadanos como me decía un medico cubano que conocí en un hotel caraqueño "Estamos aquí porque en Cuba no hay trabajo y lo hago para sobrevivir, no por que haya una mística revolucionaria, solo por sobrevivir". Pobres ciudadanos cubanos usados como mercancía y carne de cañón de una burguesía política ciega de poder y alejada del amor a un pueblo libre.

En fin, el objetivo final del régimen es eliminar la libertad económica de los ciudadanos para poder mediante el chantaje y la manipulación política conseguir permanecer en el poder. “La gente humilde es agradecida”, una frase muy inteligente- La gente sin libertad económica es mas propensa a ser manipulada, a desconocer sus derechos, a permitir que se establezca una relación amo esclavo, señor servidor, caudillo seguidor. Mientras más pobres, más manipulados y explotados serán por esta burguesía política chavista.

Si revisamos las leyes punitivas contra la libre manifestación, contra la libertad de opinión, si advertimos la conformación de bandas armadas tipo fascistas, como las grupos del 23 de Enero, las milicias bolivarianas, todos con el apoyo del estado; vemos claramente que el modelo que busca el chavismo requiere someter la libertad. Hay que pedir permiso para manifestar, prohibido pitar o cacerolear a un ministro, a un militar,  prohibido cerrar una calle para manifestar ante un problema, prohibido hacer huelgas jutificadas en empresas del estado. El régimen considera todos estos actos como punitivos, como actos de traición, y por tanto amenaza y ejecuta castigos contra la libertad ciudadana. Los tribunales por otro lado se ciernen como espada de Damocles en el cuello de los ciudadanos, y la lengua calla por miedo a no conservar o conseguir un trabajo. Las bandas armadas se usan para amedrentar y generar el miedo, la violencia del hampa también ayuda en este sentido.

Estos son solo algunos aspectos que vulneran la libertad en este régimen militar que hoy tenemos en Venezuela. 

Venancio Loval 

domingo, 6 de marzo de 2011

Ante la Muerte.

Hay un libro de poemas de Benedetti, INVENTARIO, un poemario sobre las cosas pasadas y presentes que nos importan cuando ya uno esta viejo. Ayer murió Lina Ron. mujer humilde venezolana, luchadora, que tuvo reconocimiento nacional. Que escribia, cosa contradictoria en el Nuevo País, periódico siempre acusado de derecha. Mujer sin pelos en la lengua, que decía lo que pensaba y se enfrentaba a especialistas en la adulación y las trampas del poder como Mario Silva. Al oir la noticia, a mi, que tengo casi la misma edad que Lina Ron me da por reflexionar.

Lina Ron ha muerto y en teoría tenemos una revolución.

Reflexiono. Siempre luchamos por la libertad de manifestación y nos enorgulleciamos de nuestra protesta firme ante el poder, ante gobernadores y militares. Hoy por ley preparada por el gobierno revolucionario no podemos protestar ni a un militar ni a un funcionario público, por cosas de prisión y otros sinsabores.

Ayer luchabamos por la libertad de opinión, la libertad de crítica contra el poder establecido. Hoy esa disidencia es traición, y es castigada con ostracismo y veto en trabajo y existencia.

Ayer, luchabamos contrar el poder capitalista de familias que toman el poder económico por años y siglos. Hoy jefes y que !revolucionarios!, se apoderan del estado, de sus instituciones, de sus empresas para formar logias familiares y amiguistas que execran y castigan a cualquiera que disienta o desagrade al enquistado en el poder.

No combatiamos capitalistas para crear burócratas, dueños del poder y de la riqueza del país por años y siglos, reelección ilimitada. Seguiremos combatiendo a aquellos que usan la etérea representación del pueblo para justificar su permanencia en el poder toda la vida. Aquellos que usan el pueblo para enriquecerse y crear una realeza revolucionaria. Que hablan siempre de colectivo pero que dependen de un líder y un partido que nunca cambia y nunca son colectivos.

Hoy la noche es oscura, la soberbia de un hombre cambia la bandera, el escudo, el nombre del país. Persigue como esa NADA de la Historia Sin Fin que va cubriendo todo. Los oportunistas y bandidos de toda época se disfrazan de revolucionarios y bajo la egida del soberbio líder del proceso destruyen la fe y la esperanza de un pueblo que quiere un cambio honesto, limpio. Un cambio realmente revolucionario, donde no sustituyamos un rey por otro, sino que engendre un país donde todo su colectivo participe en su futuro y no dependamos de una logia militar por todos conocida como corrupta y autoritaria. 

Hoy, tal vez como Pocaterra, como Enrique Bernardo Nuñez, como Briceño Irragorry, tengo esperanza que este país sea gobernado por civiles para su pueblo civil, y que esa bota militar que siempre nos ha aprisionado o nos ha limitado, se pierda como un recuerdo perverso del pasado.

Venancio Loval 

sábado, 5 de febrero de 2011

4 de Febrero, Solo Un Golpe Militar

El 4 de Febrero de 1992 era un día martes, trabajaba en Maracaibo y ese fin de semana lo pase en la ciudad, visite el anticuario de libros en la plaza Baralt, visite algunos amigos, vi alguna película en el cine. La ciudad estaba tranquila, el pueblo estaba en sus quehaceres habituales, no había nada que presagiara un golpe de estado, que de ocurrir tendría que ser una intentona alejada de todo apoyo popular, simplemente una aventura de un grupo de conspiradores que en reuniones clandestinas y solitarias decidieron por toda la población venezolana. A ese grupo aventurero no le importo  la muerte de un vecino poco conocido que esa noche del 4 de febrero no regreso vivo a su apartamento. 

Esos aventureros ahora tienen el poder conseguido como usualmente los venezolanos más viles lo han obtenido, usando la estrategia de la Guabina, hoy con dios mañana con el diablo sin que se arrugue ni surja un leve rubor en esas caras que traicionan la revolución socialista. Este señor, que admiraba a Pérez Jiménez, que lo visito y le rindió pleitesía en España, que se disfrazo de este luciendo en aquellos primeros desfiles de su presidencia el uniforme militar blanco de gala del Dictador, que gano las elecciones bajo la sombra  de la oligarquía caraqueña, que gobierna con militares que de la noche a la mañana se volvieron revolucionarios incorruptibles, pero muchos con mucho dinero. Ahora se vende como revolucionario socialista.

Ese hombre que nos asombro a todos con su delirio de comiquita, inventando un Juramento en el  Samán de Guere  haciéndolo ver como el paralelo del juramento del Monte Sacro. Hoy sus compañeros de Juramento están presos, en su contra, o siendo prototipo de sinverguenzura camaleónica. 

Se invento también un pasado heroico, un ancestro de kilates: Maisanta, héroe libertario de los llanos, en su fantasía. Sin embargo, este héroe no resistió al análisis histórico y sus cualidades se transformaron en iniquidades. Fue mejor su olvido.

Usa el  nombre de la libertad para secuestrarla y acorralarla, ha transformado al estado en el partido y al partido en el estado y por tanto limita nuestra libertad de opinar y de SER  mediante el chantaje económico. Hoy se ataca y destroza a cualquier venezolano a través de una maquinaria propagandista cuasi  fascista, en un régimen que usa el dinero del estado para perpetuarse y acosa el menguado financiamiento de ese 48% de venezolanos que no estamos conformes y que tenemos derecho a expresar nuestras opiniones.

El 4 de febrero fue un vulgar golpe de estado que no lo justifica ni Dios ni Bolívar, tal vez el diablo, o esos pequeños ángeles y demonios que pululan en la historia de la humanidad y que llenan a sus pueblos de atraso, odio y pobreza.

Venancio Loval