domingo, 10 de agosto de 2014

Chavismo, Ética e Intelectuales de Izquierda

Parafraseando a Ivan Klima escritor Checo que sufrió en carne propia el régimen totalitario del gobierno Checoeslovaco, del libro  El oficio: un escritor, sus colegas; de Philip Roth
Se reconoce que se vive en un estado totalitario cuando uno se da cuenta que en la calle y en el trabajo USA CARETAS, es decir, uno puede mostrar quien es y lo que opina en su entorno intimo, en el trabajo Caretas.

Ivan Klima

El Chavismo ha derrumbado la ética del venezolano, lo obliga a inscribirse en el PSUV, a votar en el PSUV por miedo a ser dejado sin trabajo, por el burdo chantaje que el poder en todas las esferas concede a la élite militar y sus cómplices civiles que nos gobiernan. 

He conocido desde el muchacho rebelde y brillante que se ve obligado a doblegarse y pasar por el frente Francisco de Miranda para mendigar un trabajo. Allí, el amor propio y la ética caen vencidas. El proceso de conversión superficial al chavismo después de esta claudicación moral tiene mucho que ver con la auto justificación o el auto perdón sobre actos que internamente se saben  aborrecibles.

He conocido varias personas que pensando en la estabilidad económica ceden ante la presión totalitaria que día a día la burocracia del régimen hace sobre ellos. 

¿Qué puede hacer un joven Venezolano recién graduado con las empresas privadas moribundas, destruidas por las políticas castradoras de toda iniciativa o emprendimiento de la gente?; prácticamente solo quedan las instituciones del estado, empresas del estado o empresas privadas de corruptos chavistas que vampirizan el presupuesto nacional. Sumado a ello, tenemos un ESTADO que como todo totalitarismo es igual al PARTIDO, y que te exige y te pregunta acerca de tu posición política, un Estado que te obliga a que cedas para que puedas trabajar. Esta doblegación moral a la que el régimen obliga a su pueblo le hace un daño terrible a su ética.

El sistema chavista toma la ética y el amor propio del venezolano y los echa a la basura, así  va convirtiendo al venezolano poco a poco en un ser Oportunista, Corrupto y Servil. 

Tanto luchar para salir de las monarquías, de los estados autocráticos, de los absolutismos, de las Teocracias, tanta revolución francesa, derechos del hombre, para caer en lo que denomino la vuelta del absolutismo, la vuelta de la monarquía por el derecho divino, no de los dioses sino de las ideologías tan intangibles como ellos. De vuelta al servilismo cruel del hombre a la élite partidista que controla el Estado a su antojo.

¿Pero por qué esta triste realidad no es enfrentada por los intelectuales de izquierda en Venezuela, sino encubierta, negada?; ¿Por qué esa actuación cómplice contra la libertad y en apoyo al militarismo, al neofascismo de milicias y bandas armadas?; ¿Por qué la falta de crítica contra la represión salvaje, la persecución, el encarcelamiento de otros venezolanos, el cercenamiento de la libertad de opinión, a la adulación permanente en las que han convertido los premios nacionales de periodismo, literatura, o lo que sean, premios que valoran el servilismo y la lealtad al régimen en lugar del mérito real de las obras?  Ivan Klima comentaba http://www.letraslibres.com/revista/dossier/los-fantasmas-del-pasado-las-dos-caras-del-totalitarismo
Los intelectuales tienen una propensión a creer en visiones utópicas. Los comunistas soviéticos eran unos maestros de la mentira. Repetían una y otra vez que estaban muy cerca de la construcción de la sociedad ideal. Era necesario, decían, coartar las libertades humanas por un corto periodo de tiempo y (obviamente) reprimir a los enemigos de ese hermoso futuro. Y a la distancia, esta bella visión era muy atractiva. Así que los intelectuales cerraron un poco los ojos de acuerdo con su conciencia.
Hoy mientras escribo, hay jóvenes estudiantes detenidos desde febrero de 2014, hay alcaldes y dirigentes políticos presos sin justificación alguna, hay decenas de familias enlutadas por los asesinatos que llevaron los cuerpos represivos y paramilitares del régimen en febrero pasado. 

Por otro lado, para resaltar lo descarado de un régimen inmoral, familiares corruptos de ministros militares y ex gobernadores militares turbiamente relacionados con el narcotráfico, hermanos del alma del caudillo, andan libres gozando de su dinero mal habido.

Venancio Loval