martes, 28 de junio de 2016

Rencor, Ética y Sensibilidad Social Perdida





En 2016 cuando la recolección de firmas para el revocatorio del régimen chavista represivo, incapaz y corrupto, mi firma de apoyo y la de tres familiares más fueron robadas. Ni siquiera aparecimos como firmantes. De hecho eso es solo un grano de arena, centenas de conocidos me comentarón lo mismo.

Jorge Rodríguez en una burla cruel al pueblo, acusó o denunció que hubo fraude en la recolección de las firmas por el revocatorio, y esto lo hizo con descaro, hipocresía y cinismo. El ladrón gritó “Al ladrón”.

Todo está inmoralidad ética (valga la redundancia)  que día a día  practica la élite chavista me lleva a recordar aquellos años, de mis 20, de los años universitarios donde una izquierda idealista, de la que formaba parte, decía iba a cambiar el país para bien. Aquellos años en los que sacábamos de nuestro bolsillo para emitir un periódico, o ayudar en algún evento; aquellos días en la que dábamos y no robábamos, que pedíamos libertad y no la quitábamos, que pedíamos no al militarismo y no lo imponíamos, que decíamos No a la Censura y no la implantábamos, que gritábamos Libertad para los presos políticos y no los encarcelábamos ni los reteníamos en sus celdas y en su tortura.  Hoy la izquierda totalitaria de la mano de Chávez, del partido militar y de una comparsa de civiles mínima ha destruido económicamente y peor aun, espiritualmente a este país que amamos.

Recuerdo mucho una foto de un Jorge Rodríguez niño, al lado de su madre vestida de luto, en el cementerio, por la muerte de su padre; era una foto que aparecía en aquel periódico de la Liga Socialista Basirruque, era una foto triste. Quien diría que ese niño transformó su dolor en odio y replica de maldad. 

Decía el historiador británico judío Tony Judt que haber sufrido injusticias no obligaba a generar el mismo dolor en otros pueblos. Esto lo mencionaba el escritor ingles por el maltrato que él percibía del estado de Israel para con el pueblo palestino. Jorge Rodríguez pasará a la historia como un hombre cruel y cínico, insensible al sufrimiento del pueblo y causante del mismo.

La soberbia del poder, la insensibilidad ante la dignidad del pueblo, al que se le amenaza con su despido y con el hambre que eso implica, no puede ser permitida por un pueblo y una sociedad que quiera andar por la senda de la prosperidad, la productividad, la equidad y la libertad.

Recuerdo que vote contra la constitución del 99 porque convertía al presidente en el jefe máximo de las fuerzas armadas, que evidentemente siendo Chávez militar llevaría a la larga a una dictadura de los militares sobre los civiles con la comparsa mínima de títeres civiles que todo régimen militar necesita.   

Recuerdo también que en el 2002 cuando el golpe militar y la huelga petrolera confronte estas acciones porque se alejaban del juego democrático, acciones que de hecho le entregaron en bandeja de plata un ejército aun democrático y una PDVSA aun meritocrática y  eficiente a un Chávez reforzado que las liquido y las transformo en compañeros de saqueo. En esa época hubo soberbia de las élites de PDVSA que amenazaron a los que no estaban de acuerdo con esas acciones. Pero peor fue la venganza chavista que se cebó con los empleados, obreros y los cargos medios de PDVSA a los que persiguieron con inclemencia. De hecho un buen amigo, muy buen profesional, y poco dado a la participación política fue despedido luego de su salida de PDVSA de SINCOR y luego de SIDOR, solo por el hecho de estar en la lista negra. Otro amigo me comentaba como uno de esos militares que colocaron en puestos medios de PDVSA lo amenazaba, con pasmosa tranquilidad, con vetarlo en todo el país en toda empresa o institución del estado. Esa maldad, especie de Peste se ha propagado por todo el cuerpo chavista y ha enfermado el país de una manera nunca antes conocida. 

La élite chavista perdió la sensibilidad social y solo prevalece en ella el apego al poder y al dinero que este conlleva; no importa el costo ni el daño ni la ética que ello requiera. El chavismo perdió “la medida” tan amada por los griegos. Su comportamiento ha sido atroz con los ciudadanos, con el pueblo humilde. La perdida de "la medida" conlleva usualmente a la tiranía, cosa ya clara en Venezuela.

En la peste como en la basura los que prosperan son los gusanos y las alimañas. El hombre honesto, trabajador, emprendedor, justo y libre perece poco a poco.

De alguna manera las Pestes ceden y los Gusanos no aguantan la limpieza, la transparencia, el orden, el respeto, la dignidad y la libertad.

Venancio Loval
 

viernes, 3 de junio de 2016

Ali Rodríguez, Diego Salazar: La historia no los absolverá.




El nivel de corrupción en Venezuela es tal que hace algún tiempo leí en Las Verdades de Miguel, periódico Venezolano, que Diego Salazar había comprado Seguros Caracas, una de las aseguradoras privadas más grandes en Venezuela (Millones de $US requiere esta operación). La noticia me llamo la atención porque en los 80 cuando estudiaba en la Universidad y apoyaba a la izquierda (Ruptura, la Liga Socialista) en la Plaza del Llano de Mérida se presentó como perseguido el hijo de Diego Salazar (en este caso el mismo que acaba de comprar Seguros Caracas) y Ali Rodríguez. Los jóvenes estudiantes coreábamos por la libertad, por el cese a las persecuciones. Hoy después de 17 años de Chavismo, las cárceles están llenas de estudiantes, no hay libertad, hay fuerte censura, y aquel  joven revolucionario que presentaron aquella tarde de los 80 en Mérida ahora es millonario en dolares, algo inexplicable, con dinero obtenido bajo el amparo de una revolución corrupta y violadora de los derechos humanos que hoy sufrimos los venezolanos. Y Ali Rodríguez pasea orondo por el mundo, como si no hubiese roto un plato, dejando atrás un país quebrado, censurado, militarizado y controlado por mafias paramilitares creadas por ellos mismos; un país sin medicinas, sin comida, sin producción, sin libertad; eso luego de 17 años durante el cual Venezuela obtuvo el mayor ingreso que ha tenido en toda su historia gracias a los altos precios del petróleo. La historia no los absolverá.

Venancio Loval

jueves, 2 de junio de 2016

Venezuela, el Festín de las Hienas hasta 2015







Latinoamérica sigue teniendo esa vocación rentista, especie de meretriz que se vende al mejor postor. Con Venezuela la chequera petrolera ha mostrado la calidad de la élite gobernante latinoamericana, que a pesar de reconocer a puertas cerradas lo corrupto, dictatorial e incapaz del régimen chavista (que ha llenado de pobreza y expulsado a la mayoría del personal calificado del país) lo sigue apoyando mientras sigan recibiendo su carga de petróleo con descuento. Latinoamérica nunca saldrá de la pobreza, su signo es ser manejadas por élites saqueadoras de las riquezas del país y castradoras de las iniciativas de los ciudadanos. Élites que solo les interesa su permanencia en el poder y no el bienestar de sus ciudadanos, por eso no importa si hay que destruir a Venezuela, por un lado se apoya al régimen chavista que la destruye, por otro lado, como lo hace Ecuador, se capta a su clase media capacitada llevándoselos con el programa universitario Prometeo y dejando a las universidades venezolanas a nivel de colegio de educación media. Toda Latinoamérica con poquísimas excepciones se ensaño contra Venezuela

Colombia, Brasil, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Panamá, Cuba, Argentina, Uruguay. Todos como hienas han agarrado su bocado, han asestado con fuerza su mordisco sobre Venezuela, sobre su economía, sobre su gente. Todos se han forrado con unos cuantos millones de dólares, unos cuantos miles barriles de petróleo, y unos millones de $US en productos exportados. Eso vale para apoyar al carroñero mayor, la élite saqueadora chavista. Ahora se beneficiaran con la estampida de personal calificado que le costó tanto tiempo y dinero a Venezuela. Ellos, cierran sus narices para no sentir ese olor acre del mal, siguen apoyando al chavismo y siguen sentados en el festín de las hienas.

El monstruo es la élite chavista, el terror lo sufre el pueblo venezolano. Ya solo el día a día es terrible para el venezolano común. Mientras la élite chavista disfruta con su vida cobijada bajo el manto de las preferencias, las palancas, los sobornos, el nepotismo, etc, etc. El venezolano no es libre, una vanguardia de saqueadores se apodero del país, imponen su militarismo, arman sus paramilitares para amenazar la población, destruyen la educación, la economía, la salud, la seguridad, expulsan a sus compatriotas, disfrutan y estimulan la corrupción y la trampa. El venezolano no es libre está secuestrado (en esa gran jaula que han convertido al país) por esa sarta de saqueadores que constituye la élite chavista. Y tienen sus escribidores bien pagados que tratan de ocultar la verdad ya inocultable del desastre en la que han convertido a Venezuela. Pobres hombres que prestan su pluma para defender dictaduras.


Como fue el Festín de la Hienas hasta 2015

Como las élites corruptas que gobiernan latinoamerica y las dictaduras totalitarias mundiales se comieron los ingresos venezolanos en la gran fiesta corrupta del chavismo puede verse simplemente chequeado las estadísticas de la ALADI referidas a Comercio Exterior entre Venezuela y el resto de los paises del mundo, que están en línea en internet en el enlace:
http://consultawebv2.aladi.org/sicoexV2/jsf/totales_comercio_exterior.seam?cid=13183

Veamos como fue el mordisco Ruso revisando como evolucionó la exportación e importación de Venezuela con Rusia. 


China dio un gran mordisco: la evolución del comercio, importación exportación solo tiene un beneficiario China


Los iranies también estuvieron presentes en la jauria contra Venezuela


Ahora vienen los aliados del Chavismo, empezando por Brasil la hiena mayor, mordió duro.


Argentina abrió grande las mandíbulas, también desastroso para Venezuela.


Bolivia se dió su atracon


Ecuador no se quedo atrás en la comilona


Nicaragua a pesar de ser una hiena chica tambien dio su buen mordisco 


Colombía: Porque es tan difícil para los colombianos tener un Chavez o un Maduro enojado, mucha gente se pregunta eso. La respuesta esta en el intercambio comercial de Venezuela con Colombia, note en el gráfico de abajo como antes del chavismo el comercio estaba relativamente equilibrado, y como poco después de Chavez se desequilibra completamente a favor de Colombia. Por esa razón a los políticos colombianos no les importa que el diablo nos gobierne mientras ese diablo importe mucho de Colombia y no intervengan en su política interna.Lo importante es seguir en el festín.

Veamos la gráfica de exportación importación entre Venezuela y Colombia:


Hasta el imperio se sento un poco lejos, pero algo comio

 
El bajón de las importaciones que se aprecia en las gráficas después del 2008 obedece a la caída del precio del petróleo en ese año, no al crecimiento de la producción interna. El posterior incremento de las importaciones obedece a la recuperación del precio del petróleo después del 2009.
 

Los gráficos anteriores demuestran sin duda alguna que en la mayoría de las élites latinoamericanas prelan las ganas de darle un gran mordisco a los ingresos petroleros venezolanos sin importar un bledo la democracia, los derechos humanos, la salud económica del país, o el bienestar de los venezolanos. Siguen el Festín pero ahora con una Venezuela destruida, sin democracia, sin libertad, sin alimentos, sin medicinas, ..., pero Latinoamerica, su élite, sigue mordiendo.



Venancio Loval